Motivación: Un nuevo modelo de desarrollo de videojuegos está floreciendo, el IndieAAA.

Me siento afortunado de haber nacido en el momento adecuado para ver la evolución de la industria de videojuegos. Con cada salto generacional, algunos géneros desaparecieron y otros se inventaron, las interfaces de juego y modelos de pago cambiaron; ésta industria se mueve en ciclos y los patrones de comportamiento se repiten. Lo que es inusual es lo que pasó en la generación del PS1 a PS3, en ese momento, el modelo minorista ha dominado con un modelo de precios fijos altos que obligó a los videojuegos a competir en tamaño y características, convirtiéndose en lo que ahora se conoce como la industria tripleA, que son superproducciones donde trabajan decenas o cientos de personas y manejan presupuestos altos, están obsesionados con mantener a los jugadores cautivos por más tiempo, estos en forma de multiplayer o mundo abierto, con pases de temporada, micro transacciones, y la nueva tendencia los loot boxes; ahora los 60$ que se paga para adquirir el videojuego es solo la entrada a un sistema donde se pueden comprar más y más cosas, el modelo financiero funciona y no se detendrá. Todas estas fórmulas en conjunto son el emergente y nuevo modelo de la industria tripleA.

Muchos de los videojuegos más memorables son los que hacen que te encariñes con los personajes, esta empatía hace que quieras lograr el objetivo del juego, un videojuego con un excelente gameplay complementado con una fantástica historia es algo tan emocionante como leer un buen libro, porque el jugador es parte activa de la narrativa, los videojuegos que cumplen con esa característica son lineales y para un solo jugador, pero la industria tripleA considera que no son comerciales. La sabiduría común de la industria tripleA dice: cualquier género, concepto, estilo de arte de juego, que no garantice la venta de más de 5 millones de copias está muerto. La tripleA es una fuerza destructiva que ha hundido a muchos equipos creativos y videojuegos a medida que la demanda de mayores presupuestos y ventas más predecibles se afianzaron.

Para los desarrolladores independientes, los editores que forman parte de la industria tripleA son un mal necesario, ellos financian las grandes ideas creativas, pero a un alto costo. El editor proporciona fondos al desarrollador en forma de un préstamo y la propiedad intelectual (IP) pasa a manos del editor y también toma las decisiones financieras y creativas, no existe un diálogo directo entre el desarrollador y el jugador, a excepción de lo permitido por el editor. El préstamo debe ser reembolsado más los costos de publicación antes de que un centavo llegue al desarrollador. Significa que del 95% de los juegos publicados, el desarrollador no ve regalías, porque más de la mitad del dinero que se paga por un juego va para intermediarios, minoristas, fabricantes, devoluciones e impuestos. La verdadera amenaza para un independiente es cuando el espíritu de asumir riesgos creativos es reemplazado por decisiones del editor impulsado por las ventas. Sin embargo, los editores no son los malos tratando de aplastar la creatividad, lo que están haciendo es responder razonablemente a las condiciones del mercado. En conclusión, es difícil para el desarrollador financiar su propia IP.

Si eres de los que gustan de los videojuegos y anhelas hacer un juego que tú y tus amigos desearían jugar, entonces hay muchas posibilidades de que otros quieran tu videojuego, todo lo demás es secundario y ahí es donde siempre debe estar: en segundo lugar. La industria de los videojuegos se basa en la diversión, la emoción y las experiencias inolvidables, así comenzaron y se convirtieron en el negocio que hoy es. La gente siempre demandará de juegos divertidos, y necesitará equipos creativos para hacerlo, no editores que tomen decisiones impulsado por las ventas.

Para lograr esto, deberíamos luchar por la propiedad creativa y el control sobre el destino de nuestra empresa, nuestro equipo y nuestros videojuegos. Hay un camino que se encuentra entre el modelo tripleA y el modelo Indie, que no amenaza a ninguna de las partes y puede ser muy beneficioso para los jugadores, desarrolladores y para aquellos que están dispuestos a facilitar la conexión entre los dos. En estos últimos años la información, el software y los motores para el desarrollo de videojuegos a calidad tripleA están cada vez más accesibles, generándose una oportunidad para los desarrolladores independientes de poder producir videojuegos a calidad tripleA. Gracias a esta coyuntura tecnológica un nuevo modelo de desarrollo de videojuegos está floreciendo, el IndieAAA, es un modelo que te obliga a tomar riesgos creativos, pero, con el esfuerzo para incorporar cualidades de una producción tripleA, es una gran oportunidad para redefinir la industria de los videojuegos.

¿Qué es el IndieAAA? Se trata de crear, financiar y poseer propiedad intelectual de calidad tripleA, pero con un diseño de juego más centrado, un menor costo de producción y un proceso de desarrollo abierto que define los juegos indie. Se trata de tomar riesgos creativos y hacer experiencias de juego espectaculares, emocionantes y únicas que pueden competir con tripleA y atraer a los fanáticos directamente. A un precio justo y conectando a sus fanáticos de una manera significativa.

IndieAAA es el modelo para que los desarrolladores puedan hacer juegos de vanguardia y mantener la administración sobre su visión del juego. Los videojuegos se desarrollan para servir a los jugadores, no a los vendedores, ni a los intermediarios. El modelo IndieAAA pone al desarrollador en el centro y en relación directa con el jugador. Ahora nos toca a los desarrolladores independientes innovar para optimizar los procesos creativos y flujos de trabajo, de esta forma mantener un presupuesto de desarrollo reducido, pero sin perder calidad tripleA.

Por John Oros
Director del Proyecto Robotrash

Parte del equipo Robotrash 2017 – Bernie, Kevin, John, Jonatan, Jonas, Franco.
Equipo completo Robotrash 2017
Published
Views 291